Homeless # 04: Cass Mc Combs ( Love Thine Enemy)

1 04 2012

Love Thine Enemy ( Homeless 04)


Foto: Irene Mariscal

El sábado 31 de Marzo estaba marcado en rojo en nuestra agenda ya que se celebraba la Cuarta Edición del Homeless Music Festival, esta vez el plan que incluía cena y concierto de CASS Mc COMBS en el Merendero de Ulia y la posterior fiesta del Decimo Aniversario de la Tienda Flow (sita en la C/ Larramendi 9) congrego a muchísima gente.

Lo bueno que tienen algunos artistas (definamos artista: cantante, músicos) al menos los que aportan algo de feeling con su visión del mundo, es que puede reinventarse en cada segundo. Pueden desaparecer, volver a conformar y reírse, en definitiva, de cada una de las características que por desgracia los críticos les cuelgan. Cass Mc Combs es uno de ellos, y pudimos ser testigos de esa ruptura de prejuicios e ideas preconcebidas en el show de ayer en Ulia.

Cass crítico: es un cantautor de folk de esos tipos que estamos acostumbrados a ver en películas, almas rotas y canciones melancólicas y llenas de caminos áridos, personajes atormentados como el propio artista. Descubrimos que se ríe de sí mismo de la propia sombra que genera, rompe lo que todo el mundo espera de él y lo hace por todo lo alto.

Un cantautor que vino con guitarra, pero acompañado de una banda. Teclado, batería, bajo y un pedal steel guitar con el aroma más Sureño. Cinco músicos de mirada lacónica y perdida escondidos en la oscuridad escénica, esta vez nada metafórica, tan de de antro de carretera.

Y en este ambiente Cass desplegó sus sentimientos, vivencias y vitalismo (aunque pareciera que no). En apenas una hora de reloj el californiano repaso temas de su disco “ Cataboms” como Prima Donna para continuar con “Substraction”, “ Robin”, “Pleasant” hasta llegar a la desgarradora “Love Thine Enemy” que sonó poderosa en Ulia para mi uno de los mejores momentos del concierto, pero Cass continuaba hermético. Un setlist en el que las canciones más rasgadas se vieron las caras con temas como “Country line”, “The Same Thing” “Bobby, King of Boys Town” con el que finalizó el concierto (sin concesión a bises) y en que la parte instrumental cobró, aquí todo el dramatismo y fuerza que quizás no había en otros temas.

Un concierto en el que dejarse llevar por la música era el secreto para poder evadirse durante casi una hora y cada una de las notas, y que no consiguió transportarnos a los lugares de su “Perfection”, a las catacumbas… y a su “Humor Risk” como hubiésemos deseado


Actions

Information

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: