Those Darlings en Le Bukowski

29 04 2012


Foto: Irene Mariscal

Bajo el aguacero que caía en la noche de ayer en San Sebastián, en Le Bukowski se despedían de su tour europeo el grupo de féminas THOSE DARLINS. El motivo de su actuación era celebrar el 4º Aniversario de Men of Rock, y con descaro y desparpajo subieron las de Tenesse.


Foto: Irene Mariscal

Abrían la noche MELMAC que en apenas media hora de actuación presentaron temas de su reciente disco, con sonidos que recordaban a los principios de Delorean.

THOSE DARLINS se presentaban en forma de “dúo de féminas” acompañadas de un batería, ya que la tercera componente había sido “invitada a abandonar el grupo”. Comenzaron sin dar un respiro con Screws get Loose de su último disco, que suena más eléctrico en directo, seguido de Hives, Mistic Mind y Status Queen, que suena a un Bowie en su etapa más glam.


Those Darlings – Foto: Irene Mariscal

Continuaron con una irreconocible versión del tema de The Velvet Undregound “Lonesome Cowbow Bill” que daba paso a la divertida “Funstix Party”, en la que las gestos desencajados de una de las componentes delataban la actitud chulesca, pero no fue hasta los bises cuando llego el punto álgido de la noche, con “Why can I”, “Bumd” y para terminar “Shakin’ All Over”, en la que una de las componentes sin guitarra y con actitud sugerente provocaba a las primeras filas a mover las caderas. La celebración continuó con Gallo Negro RnR Dj a los platos.

Foto y texto: Irene Mariscal

Advertisements




El Inquilino Comunista en Le Bukowski

22 04 2012

Velada para la nostalgia en Le Bukowski. Por fin teníamos a El Inquilino Comunista en sala, y con su entrada. La cita prometía aunque el Barca-Madrid restó gente. Me atrevería a decir que había una interesante mezcla del público ya crecidito que les había seguido en su día y de fans conscientes de la relevancia de esta banda en el indie-rock.

Los encargados de abrir el concierto fueron Zapatotipobota quienes con una energía radiante, dieron un gran concierto. Pop con motas de electrónica, que recordaban en ciertos momentos a Los Planetas. Demostraron que son una banda a tener en cuenta y que pueden llegar lejos.

Enseguida salieron los componentes de El Inquilino Comunista a ajustar el equipo y dejarlo listo para sus acoples y ruidos varios. Unos ruidos estos que desataron pequeñas histerias colectivas en las primeras filas. La gente estaba ya expectante así que puede hablarse de fase de calentamiento y entraron a saco con “The Fall”, primer momento mágico de la noche porque pese a su oscura melodía despertó no pocas sonrisas, que serían prolongadas con dos de los mejores temas de Discasto, las brillantes “Sukie” y “Ohio Girl” ideales para un baile menos frenético.

Pero lo demás era curioso ver a un público entregado coreando canciones incoreables, especialmente los ases de la sublimación del ruido que fue su debut, tales como “Brains Collapse”, “Charlotte Says”, “Domestic Lies. Canciones sencillas y con tanto significado para muchos, de un disco que se conserva tan fresco a día de hoy que sus distorsiones siguen quemando.

La segunda vez que salieron del escenario fue definitiva, sin duda dejando con ganas de más.
Una vuelta al pasado que no fue tal pues todo sonó de tremenda actualidad. Diremos como el titulo de una de sus canciones “It’s Ok”.

La fiesta continuo con la pinchada de PlanetaLeta Live! y la actuación de Zapatotipobota durante el Dj set que hizo bailar a más de uno hasta altas horas.





Homeless # 04: Cass Mc Combs ( Love Thine Enemy)

1 04 2012

Love Thine Enemy ( Homeless 04)


Foto: Irene Mariscal

El sábado 31 de Marzo estaba marcado en rojo en nuestra agenda ya que se celebraba la Cuarta Edición del Homeless Music Festival, esta vez el plan que incluía cena y concierto de CASS Mc COMBS en el Merendero de Ulia y la posterior fiesta del Decimo Aniversario de la Tienda Flow (sita en la C/ Larramendi 9) congrego a muchísima gente.

Lo bueno que tienen algunos artistas (definamos artista: cantante, músicos) al menos los que aportan algo de feeling con su visión del mundo, es que puede reinventarse en cada segundo. Pueden desaparecer, volver a conformar y reírse, en definitiva, de cada una de las características que por desgracia los críticos les cuelgan. Cass Mc Combs es uno de ellos, y pudimos ser testigos de esa ruptura de prejuicios e ideas preconcebidas en el show de ayer en Ulia.

Cass crítico: es un cantautor de folk de esos tipos que estamos acostumbrados a ver en películas, almas rotas y canciones melancólicas y llenas de caminos áridos, personajes atormentados como el propio artista. Descubrimos que se ríe de sí mismo de la propia sombra que genera, rompe lo que todo el mundo espera de él y lo hace por todo lo alto.

Un cantautor que vino con guitarra, pero acompañado de una banda. Teclado, batería, bajo y un pedal steel guitar con el aroma más Sureño. Cinco músicos de mirada lacónica y perdida escondidos en la oscuridad escénica, esta vez nada metafórica, tan de de antro de carretera.

Y en este ambiente Cass desplegó sus sentimientos, vivencias y vitalismo (aunque pareciera que no). En apenas una hora de reloj el californiano repaso temas de su disco “ Cataboms” como Prima Donna para continuar con “Substraction”, “ Robin”, “Pleasant” hasta llegar a la desgarradora “Love Thine Enemy” que sonó poderosa en Ulia para mi uno de los mejores momentos del concierto, pero Cass continuaba hermético. Un setlist en el que las canciones más rasgadas se vieron las caras con temas como “Country line”, “The Same Thing” “Bobby, King of Boys Town” con el que finalizó el concierto (sin concesión a bises) y en que la parte instrumental cobró, aquí todo el dramatismo y fuerza que quizás no había en otros temas.

Un concierto en el que dejarse llevar por la música era el secreto para poder evadirse durante casi una hora y cada una de las notas, y que no consiguió transportarnos a los lugares de su “Perfection”, a las catacumbas… y a su “Humor Risk” como hubiésemos deseado